Historias tristes de terror caso real

Gracias por darme esta oportunidad de contar esta historia, no es muy vieja, yo tenia una amiga que mas que amigas eramos casi como hermanas, nos ayudábamos mutuamente una con la otra. Era tanto el acercamiento que si una de nosotras tenia un problema lo comentábamos y lo resolvíamos, nos invitábamos a cenar íbamos a fiestas muy a menudo, ella era mayor que yo, creo que tenia como unos 30 años cuando la conocí.

Pues resulta que yo me embarace a los 18 años, yo estaba muy joven a comparacion de el hombre que me embarazo, y luego nos dejamos y yo me quede con el bebe, tenia que trabajar, fue así que entre a trabajar a una empresa privada que no voy a mencionar, luego note que el sueldo que ganaba era muy poco, y como estaba joven todavía decidí de irme a trabajar como bailarina de orquesta, pues tenia las cualidades para hacerlo y así ganarme unos cuantos pesos mas pues me contrataron en una banda u orquesta muy famosa en aquel tiempo, que no voy a mencionar, ya no vale la pena, pues mi madre me cuidaba el bebe. Cuando yo salia los fines de semana me iba muy bien, pues los días de semana trabajaba en una empresa como secretaria y a partir de los viernes por la noche el sábado y los domingos cuando habían coca coladas en el Centro Social Universitario, pues también me iba a bailar, me iba muy bien, pues resulta que esta amiga mía llamada Migdalia, le gustaba bailar mucho era de la Ceiba, cuando tenia salidas de fiestas siempre ella me acompañaba decía ella para cuidarme. En una de mis tantas giras, que tenia los muchachos de la banda ya la conocían, y siempre le daban entrada al bus ella le gustaba andar con migo.

Pues resulta que un dia viernes me acuerdo muy bien, que iba de gira le dije -mire Migdalia, hoy voy a bailar y ese viaje es muy largo vamos para Guatemala con la orquesta y es un viaje muy cansado, y ella me respondió -lo que pasa es que no me quíeres llevar me dijo, yo le volví a decir que no pero como me siguió insistiendo pues le dije súbase al bus de la banda pues, Salimos un viernes a las 5 de la tarde, y así fue y nos fuimos para Guatemala, era una gira larga, la orquesta estaba contratada vara hacer varios shows y así nos presentamos yo llevaba 2 muchachas mas, eramos tres las bailarinas y mi querida amiga Migdalia pues como les decía ella solo nos acompañaba pero que no iba a bailar pues eran conciertos abiertos y así a ella no le gustaba, como a las 2 de la maña de un 5 de octubre de 1998 partimos todos, íbamos músicos y las 4 mujeres, yo la miraba a ella que no se sentía muy bien, y me dijo en el camino, creo que mejor me hubiera quedado en la casa, me siento cansada, voy me dijo por que quiero aprovechar el bus e ir a comprar unas cositas ella estaba divorciada y dejaba 2 niños en la casa solos y me siento mas por que deje los niños solos en este viaje tan largo me comento, y yo le comente mejor no se hubiera venido yo se lo dije estos viajes son cansados yo deje mi niño con mi mama. Es fregado este trabajo le dije lo hago por la entera necesidad que tengo le comente.

Pues llegamos a dicho lugar nos dispusimos a irnos para el hotel arreglamos nuestros trajes de baile con las otras chicas contratadas y nos fuimos a bailar ella se quedo durmiendo dijo que se sentía cansada y que no tenia decesos de ir a vernos bailar. Y así fue pues nos fuimos yo y las chicas a cumplir con nuestros compromisos que como les comento era de bailar, cuando terminamos la actuación nos fuimos para el Hotel donde nos habíamos hospedado a descansar y seguir la gira al día siguiente, por que teníamos otro espectáculo, otro compromiso y regresaríamos a la capital hasta el día lunes. Pues todo paso con normalidad.

Cuando ya habíamos cumplido con los contratos el dueño de la banda nos pago a todos y veníamos de regreso para la capital yo venia desvelada pero tranquila por que tenia dinero para vivir mas o menos bien.
Abordamos, la unidad de la banda muy temprano todos veníamos ansiosos por llegar y descansar, veníamos alegres contando el dinero que habíamos ganado en esa gira, y muchas ilaciones en mente. Las compañeras Bailarinas que eran 2 con migo 3 se recostaron a dormir en el autobús pues como les cuento todos veníamos cansados, cuando de repente mi amiga que venia conmigo me dijo: -fíjate que tengo un mal presentimiento, no te deberías de dormir, ayer tuve un sueño muy extraño me dijo soñé que este bus se iba a un abismo y que todos nos matábamos, no se y estoy pensando en mis niños que los deje solos fíjate, yo le dije -ay deje de decir esas cosas, que todos vamos a llegar bien y ya cállese le dije mejor duérmase, y me dijo -huevos yo no me duermo ademas yo dormí bastante en el hotel me dijo dormite vos que estas bien desvelada yo te voy a despertar por cualquier cosa me dijo, pues así fue me quede dormida entre sus hombros, cuando repentinamente ella me despertó y di un sobresalto… Le dije
-que le pasa Migdalia, y me dijo al oido ya vi fijate bien el chofer y el ayudante de este bus yo los veo por el espejo que se vienen durmiendo, mire por el espejo y si note que el chofer como que no habia dormido yo le dije: -no puede ser si ellos son los primeros que tienen que dormir por eso tiene sus colchonetas en un espacio del bus le dije, si me dijo ella pero de seguro se fueron de fiesta y vienen desvelados y por eso el chófer se viene durmiendo yo le dije -es cierto. ya lo vi viene durmiéndose, volverte a dormir me dijo. y me dormí, cuando repentinamente escuche lamentos gritos pidiendo ayuda esto yo lo escuchaba a lo lejos como en un sueño profundo y escuche ambulancias sirenas mucho ruido, y cuando desperte mire que aquello no era un sueño era una realidad estábamos en un abismo la mayoría heridos otros muertos por que cayeron ensartados en unas ramas de unos arboles, y otros atrapados en el bus y yo me logre soltar de la rama y no lo podía creer, comencé a buscar a mis amigas y una de ellas su estado era deplorable… Muerta con todos sus órganos de fuera. Cuando los cuerpos de socorro llegaron tuvieron que usar sogas yo estaba fracturada también. y cuando estaba en el hospital, quise saber de mis amigas, de los músicos y me dijeron que la mayoría habían fallecido. y me pusieron un sedante, y pense mucho en lo que me había dicho mi amiga ella también había fallecido.

Entre sollozos me quede dormida pensando en los dos niños que ella haba dejado en la casa que les iba a decir, no sabia que hacer, aquello fue un caos total por que en aquel lugar lloraba todo mundo. Los familiares de los músicos fallecidos de las bailarinas por todos se hacian preguntas, y me dije en mi mente “Dios me a dado una segunda oportunidad”, pero lo que no soportaba era la perdida de mi amiga Migdalia, y llore muchísimo por ella y como a los 3 dias de estar hospitalizada entre sueños sentí que una persona entro a mi cuarto y se sentó al par mio y me toco con unas manos bien heladas, y me susurro al oído y me acaricio el pelo suavemente y me decía -tranquila todo va a estar bien te vas a curar vas a salir bien de este trance, vigila de mis hijos mis familiares ya están haciendo tramite con una de mis hermanas para terminarlos de criar me decía pero te voy a pedir un favor, siempre me los vas a visitar, y tranquila que tus heridas están sanando, ya te dejo dormír lo suficiente para que te recuperes rápido me dijo aquel ser, y cuando me estaba quedando dormida, me dio por saber quien había estado conmigo y vi la silueta de mi amiga Migdalia cuando salia por la puerta vestida de Blanco, y fue así que me quede en un profundo sueño hasta que me dieron el alta.

Esta historia es Real, yo la vivi, después seguí bailando y ya cuando tenia para hacer mi casa me dedique a mi trabajo a poner a estudiar a mi hijo, el ya esta casado. ya tengo mis años, Me despido de ustedes, gracias por leer mi relato que fue autentico. Por aquel terrible accidente la banda se termino también ustedes todo dirán que banda fue muchos la conocieron Banda Ibanez o Banda Ebano. se despide de ustedes Marta Celia Mejía Cárdenas,
Si vas a copiar y pegar este relato respeta los créditos del autor – relator y cita a Leyendas de Monterrey, Gracias.” ©2017

Muchas gracias por  visitar, recuerda cada semana estaremos compartiendo mas leyendas de terror y muchos cuentos infantiles para compartir con tus pequeños hijos.

Mi relato de terror

Hola amigos de cuentos de terror, esta semana con una nueva histotia de nuestra amiga Araceli Pacheco.

Hola, contare mi historia mi madre es de Monterrey y mi padre de Sinaloa se casaron y se fueron a vivir a Sinaloa ahí nací yo y mis tres hermanos mas. A la edad de 15 años yo quería trabajar y me fui a preguntar por las calles quien ocupaba Que le cuidara a sus niños despues de que saliera yo de la escuela y si encontré a una señora que yo ya conocía era un pueblo pequeño y ahí toda la gente se conoce me dijo que si ocupaba quien le ayudara con sus tres hijos 2 niñas y un niño la niña mas grande tiene 13 la del medio 4 y el bb 2 años, me dijo -mañana te presentas en mi casa y si dicho y hecho me presente al día siguiente en su casa ya sabia donde vivía Ella (la señora) era muy conocida por tener una frutería en el centro del pueblo llegue y al momento de entrar a la casa se sintió super helado, un escalofrió que me recorrió todo el cuerpo no dije nada pues yo no creía en cosas extrañas, demonios o paranormal en fin me dio instrucciones de los tres hijos y se fue. Saque a los niños al patio a jugar y la niña de 4 años me dice Mira allá esta mi abuela, volteo y no veo nada y su hermana mayor le dice -cállate ya vas a empezar y le pregunto yo a la niña -tu abuela? -Si- me contesta ella, -pero tu no la puedes ver por que ella ya murió- y así fue. Cuando la señora llego le pregunte Que si ahí vivía la abuelita de ellos y me dijo que si que esa casa era de la abuelita de ellos por parte paterno pero que cuando murió se las dejo y desde entonces vivían ahí.

Al pasar el tiempo me acostumbre Que la niña hablara de su abuela muerta, un día estábamos viendo una película de terror y me dice la niña quita eso porque a mi abuela no le gustan esas cosas y no le hice caso, el bb de dos años me pidió agua y le dije que afuera en su mesita había un vaso de agua que fuera agarrarlo y si salio el niño y entra corriendo espantado queriendo cerrar la puerta y me grita “ayuda, ayuda afuera hay un hombre me espante y dije alguien se metió a robar agarre a los niños y me salí con ellos por la ventana ya que la ventana era corrediza y cabíamos muy bien, la mas grande estaba en la tienda con su mama , llegue hasta allá con ellas corriendo con los dos niños.

Le conté a la señora, le hablaron a la policía y fueron a averiguar a la casa pero no había nada ni inicios de que alguien hubiese entrado.

Se retiraron los policías y la señora me pregunto -segura que había alguien?, le dije -el niño entro asustado gritando que había un hombre, me dijo -esta bien cualquier cosa que pase me dices.

Al día siguiente igual me presente a cuidarlos pero ya nada mas iba a cuidar al niño ya que las dos niñas se iban con su papa por un tiempo. Era sábado y yo había llego temprano le hice desayuno nos pusimos a desayunar, el niño se levanto y se paro en la silla y apunta hacia la cocina y me dice -el hombre allá esta el hombre… volteo y le digo -cual hombre? no hay nada y me da los brazos quería que lo cargara, lo agarre y lo metí a ver caricaturas salí a revisar la casa y no había nadie .
En lo que el bb esta viendo la tv se quedo dormido aproveche y me puse a limpiar, en eso me tiraron todas las cosas de la mesa, cuando volteo estaba todo tirado; los vasos, tortillas y unos colores Que habían dejado las niñas y como estaba de espalda no le tome importancia pues yo no creía en nada de eso los recogí como si nada hubiera pasado, puse un poco de música y me senté en el sillón a descansar en eso escuche que entraron, no vi a nadie pero sentía como si alguien estuviera en casa. De repente se apago la música fui a ver y solo el volumen lo habían bajado todo, entonces escuche que el bb despertó fui verlo y estaba sentado viendo hacia la ventana, voltea y me mira con miedo y otra vez me dice que en el cuarto esta ese hombre me apunta con su manita hacia la ventana y grita fuerte -ahi esta el hombre!!!, Corro hacia el niño lo agarro y salgo al patio, esta vez si me asuste espere afuera hasta que llegara la señora.

Llego y dice -que hacen afuera tan tarde?? y yo le cuento de nuevo lo que paso, se me queda viendo con una cara de susto y me dice que a lo mejor no es un hombre y es la abuelita Que murió la que mira la niña de 4 años
Yo me quede helada pues no sabia si creer me fui a mi casa y le conté a mi mama. Ella me dijo que cada vez que pasara eso rezara y abrazara al bb , paso la noche y de nuevo fui a cuidar al bb cuando entro a la casa siento un miedo enorme que hasta frió me dio, me quede con el bb, la señora me lo había dejado dormido y aproveche para lavar los trates que estaban sucios.

En ese momento me tocaron la espalada y no quise voltear lo que hice fue que me fui al cuarto con el bb y me acosté a un lado de el lo abraze y empece a rezar de repente me tocaron la ventana abro la cortina y alcanzo a ver una mano flaca grande toda arrugada como de una viejita ya mucho mayor corri hacia la puerta abrir para ver quien andaba afuera pero no había nadie corrí hacia dentro agarre al bb y me salí a la sala. Ahí estuve casi todo el día abri todas las ventanas y espere a que la señora llegara me dijo -porque están abiertas las ventanas??? yo le conteste nada mas para que entrara la luz esta vez no le dije nada y me fui a mi casa de camino a ella como ya estaba oscureciendo cuando paso por una calle Que había muchos arboles sentí un miedo sentí que alguien me estaba viendo desde los arboles siendo que siempre pasaba por ahí y nunca había sentido nada.

Esa noche no pude dormir y así fue pasando el tiempo, todos los dias me pasaban cosas hasta que un día la señora me pidió que me quedara a dormir. Avise a mi casa y me quede a dormir pero tenia tanto miedo quedarme sola en la noche con el bb que le pregunte a la señora que si podia invitar a una amiga a dormir y me dijo que si ya que era sobrina de ella , se fue la señora llego mi amiga nos pusimos a ver películas y ya casi era medianoche cuando tocaron la puerta dije -ya llego la señora abri la puerta y no había nadie me dijo mi amiga -porque tocaría mi Tía si trae llaves no creo que haya sido ella porque no esta ni el carro!!
Nos metimos otra vez a la casa nos quedamos dormidas cuando de repente escuchamos que alguien andaba en la cocina no hicimos nada solo nos quedamos ahí y nos volvimos a dormir.

La señora llego alas 5 de mañana la deje descansar, mi amiga se fue a su casa ya no quería estar ahi conmigo porque le dio mucho miedo. Cuando despertó el bb le hice desayuno estábamos en la mesa cuando el bb se paro y me dijo otra vez “el hombre el hombre” y le dije -que quiere ese hombre y me contesta el niño -te quiere matar me asuste tanto agarre al bb y me metí al cuarto. Desperté a la señora y sorprendida me dice que pasa ? Le cuento y me dice -ya es mucho le hablare al padre de la iglesia para que venga a bendecir.

Me fui a la casa, de igual manera fui otra vez a su casa ya habían Llegado las niñas de con su papa yo le conté lo que había pasado a la niña mas grande y me dice que a ella también la asustaba pero que era su abuela , luego nos pusimos a cenar estábamos todos, las dos niñas el bb la señora y yo, que me habían invitado a cenar cuando de repente sentí un escalofrió del lado derecho de mi brazo, al lado izquierdo de mi brazo estaba la sala y un gran espejo, yo volteo hacia el espejo y veo a ese hombre parado a un lado de mi me quede en shock era un hombre super alto con gabardina negra hasta abajo su cara era negra y sus ojos no tenían pupilas y traía un gran sombrero negro con sus manos en las bolsas y aunque no tenia pupilas su cara estaba fija en mi.

Me levante de la mesa y todos se me quedaron viendo y les dije ya lo vi y todos se levantaron y nos fuimos a la recamara y les dije lo que vi. Mi mama tuvo Que ir por mi. Esa noche no dormí tuve que dormir con la luz prendida porque si la apagaba sentía que estaba ahí ese hombre.

Al día siguiente llego el padre Bendijo la casa y por un tiempo ya no pasaba nada. Solo a mi yo seguía viendo a la señora a la abuelita de los niños pero yo sentía como si no quisiera que estuviera ahi en esa casa.

Al hombre ya no lo volví a ver pero desde ese entonces no puedo dormir con la luz apagada ya tengo 26 años y aun no puedo dormir a oscuras tengo que tener una lamparita prendida.

“Si vas a copiar y pegar este relato respeta los créditos del autor – relator y cita a Leyendas de Monterrey, Gracias.” ©2017

Araceli Pacheco

GRUÑIDO

GRUÑIDO
Relato basado en una experiencia real de Lucia Cipriani
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán

Mi relato comienza cuando tenía unos 13 años de edad, actualmente tengo 23. En aquel tiempo era una época de primavera de un mes de Mayo y un calor infernal azotó en todas partes, subiendo los termómetros; la sensación térmica que se dejó sentir era insoportable y sofocante. En nuestra casa regularmente pegaba en sol en la tardes, así que los cuartos se calentaban de formas indecibles y te provocaban que se te fuera el aliento por el bochorno y la falta de aire que circulara en las habitaciones superiores a pesar de tener las ventanas y puertas abiertas. Por la noches era casi imposible dormir ante esa situación ya que al acostarte, el aire de los abanicos era caliente y sudabas tanto que mojabas las sábanas y colchón con tu propio sudor. A raíz de eso, mis padres tendían colchonetas en la sala y todos dormíamos abajo para poder soportar aquella ola de calor. Colocábamos abanicos en el piso y nos bañamos antes de acostarnos para poder estar frescos. Yo en lo particular dormía en un sofá por qué no podía hacerlo en el piso ,ya que amanecía adolorida de la espalda.

Cierta noche calurosa, la vecina comenzó a regar insecticida en su patio y los alrededores, porque como consecuencia del ambiente cálido, cientos de cucarachas invadieron las casas y salían de las alcantarillas y registros, incluso de coladeras abiertas, haciendo aun más insoportable el ambiente que de por sí ya era bastante tenso. De tal suerte que por la madrugada las luces de los focos en las entradas y pasillos eran repentinamente nubladas por las cucarachas que volaban sin ton ni son. Y luego de que la vecina arrojara el veneno, los insectos se volvieron locos y mientras agonizaban, se retorcían en el piso moviendo sus alas para tratar de quitarse el insecticida, se pegaban en las paredes y la tela mosquitera de las ventanas. Esa sensación era horrible porque pensaba que se meterían en una oleada negra y pestilente a invadir mi casa, muy a mi pesar trataba de tranquilizarme y dormir, aun con esa incomodidad y la pestilencia del insecticida.
Mis temores y mi fobia se vio de pronto acrecentada por la madrugada cuando sentí una algo extraño en mi pie, algo me picaba quedamente y me desperté casi por impulso al sentir que una cucaracha caminaba por los dedos de mis pies. Aquello fue horrible y grité con todas mis fuerzas. Aun no terminaba de recuperarme de la repugnancia y la sensación de las patas del insecto en mi pie cuando vi que había varios bichos revoloteando en el interior de la casa, el pánico se apoderó de mi y todos despertaron asustados viéndome con preocupación y al ver el motivo, también se pusieron como locos intentando matar a los insectos.

Aquello fue demasiado para mi, estaba aterrada y llena de un coraje en contra de todo que comencé a despotricar en contra de mis papás por aquella situación que estábamos pasando. El calor y los animales que volaban por el cuarto hicieron que el rencor que tenía guardado en mi corazón, saliera de una manera tal , que mis padres se preocuparon y me miraban con cierto recelo y angustia. Sin entender razones y con mi mente nublada por el odio, subí iracunda al cuarto de mis padres, cerré la puerta violentamente, luego las ventanas y encendí el abanico a todo lo que daba y me acomode para dormir, mi cuerpo temblaba de coraje y me quedé pegada a la frescura de la pared para no caerme de la cama y no sudar tanto.

Lo acelerado de mi corazón poco a poco empezó a calmarse y a pesar del aire caliente que salía del abanico, el ruido constante de sus aspas y mi cansancio hicieron lo suyo al agarrar el sueño nuevamente. Estaba adormilada y mis ojos me pesaban, mientras los iba cerrando lentamente para quedar en el sueño profundo una sensación extraña me invadió y sentí que algo se subía a la cama, era una sensación ligera; pero notable. Primero pensé que sería uno de mis perros que comúnmente se subían a la cama a dormir conmigo y no le tomé importancia. Continué con mi somnolencia y luego el sonido del abanico adquirió un tono extraño, pude percibir unas risitas leves que apenas lograba escuchar entre el ruido que hacían las aspas al girar y entre el aire que estas arrojaban. Eran como carcajaditas chillonas que muy apenas se podían distinguir, luego volví a sentir que algo se arremolinaba en la cama detrás de mi y entonces abrí los ojos y con temor recordé algo: había cerrado la puerta, mis perros estaban en el patio y no dentro de la casa.

Antes de que pudiera hacer o decir algo una corriente eléctrica me recorrió de pies a cabeza y una sensación de petrificación hizo que me paralizara al escuchar que cerca de mi oído algo gruñía de una manera horrible, no era un gruñido de animal era de algo grande y violento, mi corazón comenzó a latir tan fuerte que lo podía escuchar y sentir casi saliendo de mi pecho. Luego del gruñido sentí el calor de una respiración cerca de mi nuca y ahí fue cuando las fuerzas y el movimiento volvieron a mí y lancé un grito aun más horrible que el que había hecho momentos antes con las cucarachas.

No sé cuánto tiempo pasó antes de que mi mamá entrara por la puerta y encendiera la luz, yo estaba en posición fetal llorando y temblando, acurrucada en la esquina del cuarto sobre la cama. Mi mamá al verme en esa situación se alarmó y comenzó a gritarme preguntándome que me había pasado, yo tan solo la abracé tan fuerte que no quería que se separara de mi, la palidez de mi rostro y el sudor frío que recorría mi cuerpo preocupó a mis padres y luego de un largo momento todos se acostaron de nuevo y yo no pude dormir pensando en que era lo que había sentido y escuchado. Después de esa terrible experiencia nunca más entré al cuarto de mis padres. Mi padre después me contó que comúnmente veía la aparición de una niña rondar la casa, con un vestido bonito y sombrero que hacia juego con sus listones; pero la revelación mas inquietante fue la de mi mamá, al expresar que en ciertas ocasiones también le había tocado sentir el pavor de estar ante lo desconocido al ver a un perro negro enorme con ojos incendiados y llenos de odio, sentado al pie de la cama y observándola fijamente con sus ojos infernales, no quiso contarme más para no asustarme; pero todo eso fue inquietante. Después de esa experiencia no nos volvió a suceder nada, sin embargo esas sensaciones de temor aun viven en mí y me atormentan cada que pienso en ellas.

Si vas a copiar y pegar respeta el crédito de los autores que desarrollaron la historia y los protagonistas, el no hacerlo te pone en detrimento a ti y a las paginas donde compartes este material, propiedad de Eduardo Liñán.

Derechos de contenido reservados 2017 © Eduardo Liñán.

2 historias reales de terror

OBSERVADOS

Estaba yo en mi casa como un día cualquiera y en eso escuché unos pasos en mi casa , pensaba que era mi madre y en eso baje las escaleras para asersiorame pero no estaba nadie así que pensé que era un gato pero ellos estaban dormidos asi que no le di importancia y seguí viendo el celular , después de 10 min sentí que alguien me observaba pero no habia nadie , luego en la noche de ese mismo día cuando me fui a dormir ví como se movía una de mis muñecas así que me levanté enseguida , prendí la luz y la tomé y en eso le Jiro la cara y yo horrorizada la aventé al piso , fui corriendo con mis padres para decirles lo que había ocurrido y ellos no me creyeron me dijeron que fuera a mi cuarto diciendo que era imaginación mía y cuando llegue a mi cuarto agarre mi muñeca y la tiré a la basura después cerré mi cuarto y me cobije a la cabeza horrorizada me quedé dormida , a la mañana siguiente ví que la muñeca estaba en la mesa de mi cuarto así que fui corriendo con mi mamá y le suplique que me creyera y le dije que si había sacado mi muñeca de la basura porque yo la había tirado y ella me dice que no me dijo que tal vez no lo había tirado y nadamás lo habia pensado así que le creí fui y agarre la muñeca y la puse en donde estaba la muñeca ya no volvió a hacer nada pero semanas después estaba otra vez sola en mi casa estaba en el celular viendo vídeos y de repente me dió sed y baje a la cocina por un vaso de agua deje mi celular en el cuarto cuando llegue a mi cuarto mi celular ya no estaba y yo desesperada empecé a buscar en toda la casa después lo encontré en el cuarto de mis papás y me quedé pensando como llego a hasta aquí después no le di importancia y seguí en lo mío y después me fui la sala a ver la tele y empiezo a sentir que alguien me observaba en eso que volteo y veo como una sombra se levanta con rapidez y en eso llegan mis padres y en eso salí corriendo hacia ellos y después mi mamá sentia lo mismo y me creyó y hasta entonces somos observados.

Segunda historia de terror

Soy de Reynosa. hace unos 5 o 6 años vivía con mi mamá, ella tiene casa en un fraccionamiento llamado San Valentín. yo estaba con ella de lunes a viernes y siempre veía cosas; pero ella nunca me creía, me decía que era miedosa y que porque era grosera me pasaban a mi solamente, decía que era mi consciencia. Tenía una amiga que como yo se quedaba sola en su casa porque su mamá trabajaba de noche. Ella se quedaba en mi casa a dormir para no estar sola. entonces ella y yo estábamos en mi cuarto el cual siempre nos daba miedo, ella estaba acostada viendo el celular y yo me fumaba un cigarro por la ventana. volteo a verla y como estaba la luz apagada sólo se veía su cara con el resplandor de su celular; pero alado de ella alcance a ver otro rostro pegado al suyo. ella volteo y me miro ; pero al instante yo voltee la cara por el miedo, tiré el cigarro cerré la ventana y me tape con la sábana, toda hasta la cabeza. ella me dijo: ” no mames tu también viste” pero para no asustarla le dije: “tengo sueño vamos a dormir”. cuando de repente siento que ella empieza a temblar, me destapó y ella esta medio recostada temblando y apuntando a sus pies por más que mire no veía nada; pero ella no dejaba de temblar y no podía hablar no sabía qué hacer. me fije abajo de la cama , prendí la luz y fue como ella pudo hablar. en ese momento pensé que era una parálisis de sueño; pero era imposible porque ella me acaba de hablar preguntándome si la vi. ella tenía mucho miedo y me pidió que llevará un crucifijo que tenía en la sala lo lleve y de paso agarro un poco de agua bendita que mi mamá tenía en una botella , ella durmió abrazando el crucifijo y al día siguiente que estábamos desayunando le dije que fue lo que viste y ella me dijo cuando tu volteaste a la ventana alcance a ver como una figura se iba a la esquina del cuarto y fue cuando me bloquee. Dice que cuando se quedó bloqueada pudo ver que alguien estaba arriba de sus pies mirándola.

Relatos de miedo para no dormir

Un día que llegue de la escuela mi madre estaba haciendo de comer, estábamos platicando sobre mi abuela, que en paz descanse, bueno el chiste es que en juego agarre el ramito de cilantro y jugando dije “Satanás yo te invoco, hazte presente” a lo que mi madre me dijo que no jugara con cosas como esas y yo riendo le dije que no pasaba nada, que solo era juego. Debo mencionar que yo soy una persona que no le da mucha importancia a las cosas paranormales. En fin, ese mismo día después de haber comido y haber hecho mis deberes me fui a mi cuarto hacer tarea, mi mamá me avisó que iba a salir que no tardaría.
dejenme les digo que soy hija unica, mi casa es de dos pisos; los cuartos quedan en la planta de arriba, la cocina, comedor y eso en la planta baja, vivo con mis padres y uno de mis primos.

El chiste de eso es que en lo que hacía tarea escuchaba música y de repente se apago el estereo, me imagine que seria algún fallo de la conexión, así que me pare y lo volvi a prender pero el ambiente cambio, sentía que alguien me miraba y tenia escalofrios no le tome importancia y seguí como si nada.

A la mañana siguiente cuando estaba desayunando mi mamá me comenzó a regañar porque dice ella que en la madrugada alrededor de las 3am se despertó porque escuchó que alguien subía las escaleras y como caminaban hacia su cuarto pensó que era mi padre que ya habia vuelto (mi padre en ese entonces no se encontraba ya que por cuestiones de trabajo tuvo que salir fuera) asi que mi madre espero que abrieran la puerta de su cuarto o algo asi pero nunca sucedió eso. Y yo solo me reí. Después de varios días mi primo se quedó solo en la casa (tenía alrededor de 9 o 10 años) al llegar lo encontramos en la calle muy pálido y le preguntamos que es lo que le habia pasado y dijo que una señora de negro estaba en la casa, que no tenía pies y que se dirigía de la cocina al comedor, sala y patio y que hacia mucho ruido porque hablaba muy fuerte y que él por mas que le subió el volumen a la tele y al estéreo la seguía escuchando cada vez más fuerte y mi mamá me volvió a regañar.

Después un día que llegue de la escuela estaba caminando por él patio dirigiéndome a la puerta de la cocina (está hasta el fondo) porque la puerta que da para la sala no la pude abrir, en eso en la ventana vi como alguien se asomo y se agacho rápido yo creyendo que era mi primo le dije que en vez de estarse escondiendo mejor me abriera pero nadie me contestó. Entre hasta que pude abrir la puerta y revise y no habia nadie me dio un poco de miedo pero me puse a ver la tele con el volumen lo más alto posible para no estar pensando en lo que vi. Cuando llego mi mamá no le dije nada porque sabia que me regañaria.

También hay veces que se escuchan pasos muy fuertes en la azotea a media madrugada, o que mueven las cosas de la cocina o arrastran las sillas. Una ocasión me quedé hasta tarde en la sala viendo películas y escuche como alguien se estaba sirviendo agua, claramente escuche el sonido del agua cayendo y él como se escucha cuando agarras un vaso o taza de vidrio y al momento que voltee para ver quien era no habia nadie asi que me subí corriendo para el cuarto de mi mamá, me acosté y me tape de pies a cabeza.
También el día de mi cumpleaños (Apenas en enero pasado) llegué como a la 1am porque fui con unos amigos a celebrar.

Al abrir la puerta que da para el patio vi claramente como alguien subía corriendo las escaleras.Al entrar a la sala estaban mis papas cenando pero no le dije nada y les pregunte que si mi primo estaba despierto a lo que ellos me contestaron que no, fui a revisar y efectivamente el estaba durmiendo y con miedo regrese con mis papá sin decirles nada me puse a cenar con ellos.

Desde aquel dia que jugue con el cilantro suceden y se ven cosas muy extrañas y ya no se que hacer.

Historias leyendas y misterios de pachuca hidalgo

Soy de Pachuca y me encanta su página, les quería contar unas cuantas cosas que me pasaron
La primera: Cuenta mi mamá que cuando estaba chico como de dos años mi abuelo paterno acaba de fallecer yo lloré mucho por el y según mi familia tenía un vínculo muy especial, pero entrando ya en la historia dice mi mamá que yo siempre lo veía con un perro ósea que le decía -mira mami ahí está mi abuelito con su perro- a lo que mi mamá al principio creyó que era un invento ya que era un niño pero después de dos semanas de que le dije eso ella asustada le dijo a mi abuelita paterna y ella le dijo que me quería llevar ya que me quería mucho y mi mamá se espantó todavía más, mi abue la calmó diciendo que haría oración para que no me llevara y así fue. Dos días después de que mi abue hiciera oración salí corriendo de mi casa por una pelota y un carro iba muy rápido mi mamá no se dio cuenta y de repente se escucha que revienta algo fue la llanta del carro que se reventó antes de que me atropellara.
La segunda y la más reciente: está tiene como cuatro meses que me sucedió acaba de salir de una asesoría y ya era de noche como a las 10 y decidí irme caminando a casa pues no quedaba nada lejos cabe decir que ese día no hacía nada de aire nada y cuando llegue a la esquina ya casi para llegar a mi casa volteo a una de esas casas y veo una cara toda negra pero se identificaba que era cara lo cual se me hizo muy extraño ya que la casa está abandonada de repente empieza a hacer mucho aire y los zaguanes de las casas empiezan a azotar y la basura empieza a formar remolinos conforme iba pasando, por lo cual me asusté y empecé a caminar más rápido de repente siento que me siguen y miro atrás y había como un perro tipo cabra o algo así me espante y empecé a correr pise un hoyo y me doble el tobillo como pude salí de ahí y cuando cruce la avenida un carro casi me arrolla (otra vez) y pasó lo mismo que en la primer historia se ponchó la llanta y cuando llegue a mi casa mi mamá se espantó porque supuestamente le habían llamado de mi teléfono pero solo se oía que respiraban y lo raro era que mi teléfono no tenía batería
A lo mejor no me crean pero yo sé qué pasó ese día

Mi historia anonima de miedo

Hola buenas tardes, quisiera contar esta historia y quisiera que fuera anónimo.
Esto pasó en el Hospital General de la ciudad de Chilpancingo Guerrero. Mi horario de trabajo es de 1:30 a 9pm , pero como ocupo un cargo entonces ese día terminé por irme más tarde por el trabajo que teniamos que hacer junto a mi compañera. Eran las 11:30 de la noche y ya ibamos a checar para irnos y nos subimos al elevador entonces presionamos el botón de planta baja. Para ese entonces el piso 3 estaba totalmente vacío. Entonces de repente vimos a una persona adentro y nos miró y dijo: a qué piso van?
Y le dijimos vamos a la.planta baja y el nos respondió: Pero tenemos que ir antes al piso 3, la voz del señor era encajonada y tenía los ojos rojos, entonces íbamos hacia el piso 3 y en el piso 2 hizo una parada pero el elevador no se abrió y se nos hizo extraño y a mi compañera y a mi se nos comenzó a enchinar la piel y el señor se bajó y dijo buenas noches y se salió.
Al terminar con mi compañera íbamos platicando que quién era, que nunca le habíamos visto y dijimos ha de ser un intendente pero que hace en el piso 3 donde no hay nada? Pasó 1 semana hasta que me encontré con un Policía y le dije: ya están trabajando en el piso 3?, ya hace falta para que haya mas pacientes y el señor me dijo: -No srita. El piso 3 esta deshabitado y le conté lo que me había pasado en el elevador y el señor me dijo: no es la primera vez que nos cuentan eso, de hecho ese señor que se aparece es el pintor que murió cuando pintaba el hospital por fuera y vimos como alguien pasó y cortó la cuerda pero nunca se supo quien fue. Desde ese entonces al señor se le ha visto en los elevadores.

habitaciones con fantasmas reales

En el mes de Junio del año pasado, estuve viviendo en Saltillo, justo en el centro. Esas casas y esa parte de la ciudad pues es viejisima, y muchas personas me decían que asustaban y así, pero aunque soy súper miedosa, pues no le tome tanta importancia la verdad. La casa pues si era algo vieja y daba miedo.
Total, eran 3 habitaciones donde vivían otras chicas y yo.

La mía tenía dos ventanas grandes, y mi cama estaba al pie de una de ellas, era de madrugada y ya me disponía a dormir, apague la laptop, me acomode y me estaba quedando dormida cuando escuché unos quejidos, realmente lo primero que pensé fue que la chava de al lado estaba teniendo sexo con su novio, porque sonaba muy así, entonces fue como que me dió risa y no me preocupe ni nada hahaha, entonces intento dormir otra vez y se escuchan de nuevo quejidos, como un lamento, me dió muchísimo miedo y lo peor es que primero se escuchó lejos, y después de tantito se escuchó JUUUUUUSTO, como si alguien estuviera afuerita de la ventana pele los ojos, me pare de la cama y me senté en el suelo del miedo, eso fue a las 2:56 AM, y ya no pude dormirme hasta las 5. Tenía mucho miedo que no podía asomarme a la ventana ni para cerrarla. Varias personas a las que le conté me decían: -de seguro fue alguien que andaba saliendo de algún bar, ya que estaba rodeada de ellos, y analizando, allá todo lo cierran a las 2 AM, para la 1:30 ya te están echando del lugar hahaha, así que normalmente se dejaba de escuchar ruido como a las 2:30 mas o menos. Además, se escuchó tan cerca de la ventana y las habitaciones estaban en el 2do piso.

Otra cosa que me pasó estando ahí, fue también en la madrugada, tenía mucho calor y me acosté en el suelo al pie de una de las ventanas, sólo con una sábana y una almohada, trataba de dormir y escucho unos pasitos en la banqueta, realmente ya era tarde como para que alguien estuviera en la calle, pero bueno pensé positivamente y dije no pasa nada, lo más raro es que bueno, si hubiera sido alguien que anduviera tarde en la calle, pues escuchas los pasos y se debe escuchar como se va alejando, total estos pasos se escucharon súper poquito, como si hubiera caminado un pequeño tramo, y se escuchaba como si trajeran unas chanclas.
Me pare, me fui a acostar a la cama y ya.

Tengo una amiga, que según ella ve cosas que normalmente las personas no vemos, al igual que su novia, a veces las invitaba pero siempre era de que la casa se veía muy tenebrosa y que no le daba buena vibra. Una vez subí un vídeo a Instagram, de una parte de la casa donde se veía una ventana y mi amiga me dijo que en esa casa había algo, porque claramente se veía en esa ventana. Y bueno es todo, perdón si los aburro a veces hablo de mas pudiendo ir al punto, saludos.

2 historias reales de miedo para asustar

Anónimo.
Trabaje en Plaza sésamo tres años y nunca vi nada paranormal, pero si llegue a escuchar y a sentir cosas extrañas.

Cada que había “eventos” normalmente la entrada es a las 6:00 am donde solo habían guardias ya cambiando de horario y uno que otro chavo. El sol aun no salía a esa hora y con todo el miedo del mundo tenias que cruzar desde la entrada al otro lado del parque, sin linterna ni compañía era un terror horrible, era esas sensaciones de querer correr de la desesperación ya que sentías muchísimas miradas. Una vez me toco ver juegos prendidos a esa hora y me asuste mucho porque era nuevo, después me contaron que había fallecido un supervisor de esa área y le gusta prender los juegos en la madrugada.

Me hice amigo de unos guardias que trabajan ahí que ya tienen antigüedad, que hay muchas historias en el parque y muchas almas donde dicen que están ahí por los que fallecieron en el parque fundidora, eh escuchado de “fantasmas” una señora sin piernas, niños, payasos, un hombre de sombrero en el teatro, entre otros. Hay muchas leyendas alrededor de esas almas, muchos dicen que fue construido donde había viviendas de obreros que trabajaban en fundidora, otros que hubo accidentados, hay historias de tanta gente que amaba ese lugar (que personalmente yo detesto) que sigue su alma ahí.


Una vez entrabamos temprano, ya había salido el sol, yo llegue solo y buscaba a mi coordinador, estuve buscando en todas partes y entré a Tecno Aventuras, es tétrico cuando no hay nadie adentro, esa vez iba muy tranquilo pero cambió cuando de pronto empezó a escuchar como algo se retorcía en los toboganes que estaban ahí, me asuste mucho pero aun así me quedé para escucharlo más de cerca. Estaba totalmente solo, se sentía como alguien desesperado por salir de ahí adentro. Me llegaron a contar que una vez que ya estaban por cerrar, un niño le dijo a su mamá que no podían cerrar porque otro niño seguía allí dentro en los toboganes, pasó un rato y ese “niño” no salía, todo mundo lo busco y nadie vio nada.

Eh escuchado chistidos y cosas que se mueven. Personalmente vi muchas luces y sombras que salían y entraban corriendo al lobby del teatro a altas horas de la noche, pero te acostumbras a tanta cosa que ya te da igual. Cada que preguntaba si hubo muertos, accidentados o si habían visto algún fantasma nadie te quería contestar.

 

Segunda historia real

Todo empezó una noche como a las 12 am era una noche cualquiera en mi casa comun y corriente mi casa es de 2 pisos y esa noche estaba en la cocina porque a esa hora me dio hambre y fui a prepararme un cereal, bueno mis padres y hermanos ya estaban dormidos cuando de repente escuchó un ruido a lado de la casa en el techo de mi vecina, mi vecina tiene gatos asi que pense que podria ser eso y no me preocupe total lo ignore y seguia el ruido, ya me marchaba a mi cuarto y para ir a mi cuarto tengo que salir por el patio y subir las escaleras bueno pues abro la puerta y para mi impresión el ruido que escuche no era un gato era un humanoide asi parecido al de la imagen negro, alto, ojos enormes y amarrillos, la cosa esa lo que fuera me escucho cuando sali estaba en el techo del a lado con mi vecino, el humanoide se quedo paralizado al igual que yo viéndome fijamente, yo me quede paralizado y aterrorizado eso paso en un instante y el humanoide se volteo y salio disparado de un gran salto, entre a mi casa y estaba en sock llorando mis padres me dijeron que te paso pero no sabia explicar lo sucedido, tanto miedo tenia que dure meses para volver a dormir solo en mi cuarto lo mas feo gente es que meses despues la misma figura se le aparecio a mi hermano y mi hermano tenia como 9 años e intento llevarselo, mi mama va a mi cuarto y me pega y dice porque asustas a tu hermano y yo estaba dormido, le pregunte a mi hermano como era lo que se le aparecio y me lo describió de la misma manera que ami se me aparecio el humanoide lose gente es dificil de creer pero eso nos sucedio, yo vivo en guadalupe por el cerro de la silla espero lo lean toda la historia y muy buen grupo compartan sus historias animense

Los gritos del Misterio

ANONIMO

Hola quisiera contarles otro suceso que me paso hace 5 años. Era un viernes por la noche antes de dormir recé un salmo y me acosté. Ya mas noche como alrededor de las 3 o 4 de la madrugada me despierto rápidamente y me siento en la cama, en ese momento sentí un miedo enorme y sentí que algo me oprimía y una sensación de que algo salía desde mi pecho en ese instante grito: “mama” ; pero con una voz gruesa.

Cuando sucedía eso, afuera de mi cuarto habían unas cajas de zapatos que ya tenían mucho ahí y estaban bien acomodadas, al momento de gritar siento y veo como pasa algo negro a un lado de la cama y sale del cuarto, y se caen todas las cajas. Cuando me levanto de la cama salgo rápidamente para meterme al cuarto de mis papás. Mi mama ya venía corriendo pues escuchó que le grité.

En eso se escucho como los perros de afuera empezaron a ladrar sin exagerar , eran todos los perros de los vecinos. Me aviento a los brazos de mi papá y me abraza y me dice: “no te preocupes mija aquí estoy no te pasara nada” como niña chiquita ese día dormí en medio de los dos. Cuando paso eso tenía 21 años, es una de las tantas cosas que me han pasado desde que era una niña.